El aumento de los alimentos básicos genera gran preocupación en algunos distritos del conurbano y del interior de la provincia. Mar del Plata es uno de ellos, por eso desde el municipio alcanzaron un acuerdo con los Industriales panaderos para revertir la “feroz” caída del consumo.

Los municipios de la Provincia implementan todo tipo de medidas para combatir la crisis. En Mar del Plata, por ejemplo, se confirmó que el Centro de Industriales Panaderos y el municipio firmaran un convenio el lunes para vender “pan social” a bajo costo.

De acuerdo a la rúbrica, el kilo valdrá 39,50 pesos, es decir, valdrá la mitad de lo que cuesta en promedio.  El dirigente del sindicato de Panaderos, Carlos Monzón sostuvo que “esto se tiene que implementar esta semana; hablar de meses acá es como hablar de 20 años. La idea es implementarlo ya, debe ser urgente porque hay mucha necesidad”.

El aumento del precio del pan estuvo ligado a los aumentos que sufrió la bolsa de harina en la última semana por la devaluación del dólar. Sin embargo, informes técnicos indican que el precio de la harina sólo influye en menos del 10% del costo del pan.

La ciudad “feliz” atraviesa uno de los panoramas sociales más difíciles de la Provincia. Hace diez días la Confederación General del Trabajo local informó que reciben 50 denuncias de despidos por semana. Hace unos meses la organización gremial solicitó que se declare la emergencia total en el distrito, con el objetivo de tener libre disponibilidad de recursos para mejorar la ayuda social.

Al pan, también algunos panaderos sumaron la opción “facturas de ayer” que se venden a un cuarto del valor total.