Según el INDEC, el 27,3% de la población cayó en la pobreza en el primer semestre. Los datos generaron cruces entre senadores provinciales y concejales locales de los distintos bloques, sobre el momento social y económico del país.

Los datos indican que la indigencia aumentó en la primera mitad del año del 4,8 % al 4,9% de la población con lo que alrededor de 100.000 personas cayeron a esa situación.

El senador bonaerense de Cambiemos, Juan Fiorini, argumentó que las mediciones tienen que ver con “las turbulencias de los últimos meses” pero “que no se esté escondiendo este dato, a pesar de que no es bueno, significa que estamos progresando como país y que entendemos que la verdad es el único camino. Hoy podemos confiar en el INDEC”. Culpando nuevamente a la “herencia” recibida, Fiorini apuntó: “Nuestra gestión partió del 32.2% de pobreza y la habíamos bajado a 25.7”.

Al senador por Unidad Ciudadana, Gustavo Traverso, por otro lado, le parece “fuera de cualquier lógica” hablar de los datos porque “la pobreza es un estado, una forma en la que se está viviendo, y nosotros entendemos que la calidad de vida de los argentinos, en estos últimos dos años y medio, ha caído estrepitosamente, no solo en términos de ingreso, porque la plata no alcanza para nada, la caída brutal de los salarios y las jubilaciones hace que uno pueda consumir menos bienes y servicios que antes”.

Además el senador se lamentó que “en un país rico, sobre todo rico en alimentos”, no poder “garantizarles a los argentinos la comida es realmente un disparate de un neoliberalismo que lo único que ha hecho es concentrar la riqueza en pocas manos”.

A nivel local, y en la misma línea de Traverso, el concejal por Unidad Ciudadana, Lautaro Mazzutti, quien adempas preside el PJ de Junín, expresó: “Este gobierno ha profundizado con su política económica, la pobreza”. En este sentido, citó los datos del Observatorio Económico y Social local que indican que “uno de cada tres juninenses están por debajo de la línea de pobreza”, ello sumado a los datos aportados por el Indec “es muy preocupante”, dijo el edil peronista.

Venimos de un paro general con un acatamiento y una movilización muy importante, no sólo sindical, sino de toda la comunidad, como nunca se había visto en Junín, y el Gobierno no está escuchando el reclamo, no está viendo la realidad. El propio gobierno reconoce que el ajuste va a ser cada vez más grande”, apuntó el concejal.

Para Mazzutti, el ajuste planteado por el Ejecutivo nacional “tiene que ver con las exigencias del Fondo Monetario, por lo que el panorama es desalentador”.

En el mismo sentido, dijo que conversando con los vecinos “la gran preocupación es en pago de las facturas de luz, que van desde 10 mil a 60 mil pesos”, para dar un aporte desde su lugar como bloque, “hemos ingresado un proyecto en el Concejo Deliberante para que se exima a las entidades deportivas del cobro de la tasa de alumbrado público, que es el 18% dentro de las facturas de luz”, esperan el acompañamiento del oficialismo.

Por último, quien también salió a opinar sobre los datos arrojados por el Indec, fue Santiago Aguiar, referente económico del Frente Renovador. Referente a los números del primer semestre de este año “creo que nada tiene que ver con la herencia, de los picos de pobreza se descendió en 2017, por lo que estos niveles de pobreza son estricta responsabilidad de este gobierno”. Sobre este análisis el dirigente del massismo indicó que “el dato preocupante no es el 27% del primer semestre, sino lo que queda del segundo, gran parte de la devaluación, de la pérdida del poder adquisitivo y de la actividad que se va a dar en esta segunda parte del año, que se van a conocer en marzo”. De esta manera, Aguiar declaró que “los analistas calculan que ya hoy estamos en un 30% de pobreza como estuvimos en 2016”.