La justicia condenó a siete años y seis meses de prisión a los hermanos Martín y Cristian Lanatta y a Víctor Schillaci por la fuga de la Unidad Penitenciaria 30 de Gral. Alvear. La causa data de diciembre de 2015, la justicia los encontró culpables de “robo simple, privación de la libertad, robo agravado por arma de utilería y evasión”. Enfrentan otro proceso en La Plata y en la provincia de Santa Fe.

La sentencia estuvo a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de La Plata. Además de este proceso, los hermanos Lanatta y Schillaci están condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, ligado al tráfico de efedrina. El proceso en los Tribunales de La Plata por la fuga del penal de General Alvear estuvo a cargo del juez Juan José Ruiz.

También enfrentarán otro juicio, en este caso ante un jurado popular en la causa por atacar a tiros a dos policías en Ranchos. Será por la “tentativa de homicidio” contra los agentes Lucrecia Yudati (hoy de 35 años) y Fernando Pengsawath (25), con los que los prófugos se enfrentaron el 31 de diciembre de 2015 en un puesto vial de Ranchos, cruce en el que los dos policías resultaron gravemente heridos.

A su vez, serán juzgados por los delitos en los que incurrieron en la provincia de Santa Fe, luego de la fuga. Estos últimos procesos no tienen fecha definida.

Si bien los tres acusados habían realizado el pedido de que todos los delitos fueran unificados, esta opción fue rechazada por la justicia. Hasta el momento, los hermanos Lanatta y Schillaci se encontraban detenidos en el penal de máxima seguridad de Ezeiza.