Miles de fieles, se congregaron en la Basílica de Luján bajo el lema “Madre, danos fuerza para unirnos como hermanos”. La misa fue oficiada por el cardenal primado de la Argentina Mario Poli, quien realizó “un ferviente llamado de unidad a los argentinos”.

Con una cantidad sorprendente de jóvenes y adultos, la misa de hoy cerró la 44° peregrinación a Luján, una tradición que data de 1974. En esta oportunidad, Monseñor Ojea invitó a la comunidad religiosa a “rezar por la falta de trabajo y la situación económica del país”.

“Queridos peregrinos en esta larga y sacrificada jornada de amor y de piedad pidamos juntos a la Madre que nos dé nuevos ojos para reconocer en cada persona que pasa en la orilla de nuestra vida como a mi hermano y a mi hermana”, dijo el cardenal Mario Poli en la misa de cierre.

“La Virgen conoce las angustias y necesidades de nuestro pueblo”, agregó Poli. A su vez, en las redes sociales algunos usuarios destacaron la presencia de pañuelos verdes (en apoyo a la legalización del aborto) entre una abrumadora mayoría de pañuelos celestes.