Podría ser una solución a la compleja situación por la que atraviesan los tambos. O un paliativo. Se trata de un nuevo seguro contra el riesgo climático

El Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Dirección Provincial de Lechería, acompañó en Tandil la presentación de un plan piloto para la implementación de una cobertura de riesgos climáticos en tambos elaborado por el INTA Rafaela.

El producto, que estará próximamente a disposición de los productores de las distintas cuencas lecheras, es un seguro paramétrico que cubre los excesos y déficits de lluvias a través de un índice correlacionado con la producción de leche, el cual refleja la situación climática registrada en la estación meteorológica próxima al predio que ha contratado el seguro y dispara el pago de una indemnización cuando se alcanzan determinados valores.

En este sentido, el ministro Leonardo Sarquís destacó la herramienta del INTA Rafaela “es clave para que los tamberos tengan mayor certidumbre y minimizar riesgos”, e indicó que “en la Provincia hoy contamos con aproximadamente 2.300 tambos, que emplean 10.000 personas”.