Con el aumento de fabricación y la devaluación las ventas de autos cayeron 43 por ciento y el sector se plantea en emergencia.

Según Acara, la entidad que agrupa a la concesionarias, se patentaron 39.825 autos cero kilómetro , contra 69.609 de igual mes de 2018.

Esta es la razón por la que desde este 1 de marzo en las terminales automotrices han suspendido 7000 puestos de trabajo debido a que se producen menos unidades, menos modelos, se postergan eventos y lanzamientos.

El caso más reciente es el de Peugeot, la automotriz que cuenta con una fábrica en El Palomar, en el oeste bonaerense, y que anunció que durante el mes de marzo un total de 1.000 operarios serán suspendidos.

La marca japonesa Honda también suspenderá durante el mes de marzo a un total de 900 empleados, paralizando la producción.

Otra de las marcas que decidió detener todas sus líneas es Renault. Luego del feriado, se mantendrá inactiva entre el miércoles y viernes, afectando a 1.500 personas. El salario que recibirán los empleados equivaldrá al 70% del total.

El caso más resonante es de Ford, automotriz que también suspenderá operarios aunque no se oficializó el número exacto.  Sin embargo, es un hecho que la marca deberá reestructurarse: el Focus, el vehículo mediano que se produce en Pacheco, será discontinuado en junio. Así, en la planta, por ahora solo se dedicarán a la pick up Ranger.

Otra de las marcas que analiza la estrategia a seguir es GM, que permaneció hasta el mes de enero con suspensiones programadas.

En el sector de comerciales livianos las noticias tampoco son buenas. IVECO suspenderá 900 personas para reducir la producción y disminuir el stock, mientras que en Mercedes Benz todo indica que habrá cambios en el número de personal, teniendo en cuenta que la marca no fabricará más la van Vito en el país por las bajas ventas.

También en Córdoba, la automotriz que detendrá la actividad la semana próxima, aprovechando el feriado de Carnaval, es Fiat. En total, el grupo suspenderá 2000 personas, según consignaron fuentes sindicales.

“Los patentamientos de febrero continúan la tendencia descendente de enero en un año que se proyecta como difícil. La ausencia de financiación es clave para la baja de la actividad”, indicaron desde Acara.