Tanto en Chacabuco como en Chivilcoy, los intendentes Víctor Aiola y Guillermo Britos, respectivamente, dejaron inaugurados los periodos de sesiones ordinarias en los cuerpos deliberativos de esas ciudades. En ambos casos, el repaso de la gestión y la elecciones de este año, fueron ejes de los discursos brindados por los jefes comunales.
“Nos vemos el año que viene”, adelantó Aiola
El intendente radical de Chacabuco, Víctor Aiola,  repasó su gestión de 4 años, no mencionó al presidente Mauricio Macri, algo que no dejó de llamar la atención pero que el mundo político puede leerse como una necesidad de sacarse el “salvavidas de plomo”, pero sí a la gobernadora María Eugenia Vidal.

Destacó las obras de infraestructura, el control del Tránsito, y el manejo de la asistencia social, además de “contrastar” con lo que encontró en el municipio luego de más de una década de gobiernos peronistas.

No hubo un lanzamiento abierto de la reelección, sino un “nos vemos el año que viene”. De este modo, el tablero político de Chacabuco se encamina a la reedición del duelo 2015, cuando el “boina blanca” derrotó al kirchnerismo que iba tras la figura de Darío Golía.

Britos: “no me molestan las críticas, sí las mentiras”

“No me molesta recibir críticas, pero me molestan las mentiras”, se descargó el intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, en plena apertura de sesiones 2019 del Concejo Deliberante y golpeando duro al kirchnerismo. “Puedo decir con autoridad, que este es el cuarto año consecutivo que vengo a escuchar mentiras, chicanas y ninguna autocrítica”, completó sobre el bloque de UC.

Además, envió otro “misil” hacia el peronismo, que viene ensayando una unidad entre el randazzismo y UC de cara a las elecciones municipales con la clara intención de volver al poder local, que les fue arrebatado justamente en 2015 por el intendente, ex massista. “No estoy preocupado por ninguna unidad opositora, los vecinos decidirán si continúo como intendente o asumirá alguno de ustedes mi función”, afirmó.

En tanto, Britos dijo en el recinto del Concejo que “con Paquetá, con SanCor y con cualquier desocupado, gestionaré para que tenga trabajo. Entiendo que será un año electoral, no me molesta recibir críticas, pero me molestan las mentiras, (en alusión a las figuras del ex periodista Fernando Poggio y Carla Tomasini lo están haciendo, ambos concejales opositores por UC y Cumplir, respectivamente)”.