La emblemática Ruta Nacional 40 es la más larga de la argentina y en sus más de 5200  kilómetros une el extremo austral en Cabo Vírgenes Santa cruz, con el extremo norte y límite con Bolivia, La Quiaca en Jujuy.

La carrera 800 kM unió muchos puntos del norte argentino y hay cinco puntos imperdibles por donde pasaron los corredores de esta carrera de lujo que combina la regularidad, con la hotelería y gastronomía de alta gama de esta región del país.

Desde san Miguel de Tucumán donde arrancó la carrera pasaron por la Cuesta del Infiernilllo para luego acceder a Tafi del Valle que muchos llaman la Cariló del Norte, antes de llegar a la carretera mítica de la Argentina: La 40.

Los paisajes tucumanos combinan yungas, valle y puna. Ph ente Tuc Turismo

En Cafayate, Salta, la Ruta 40 se sumerge en el pueblo y a un lado y al otro del camino los viñedos se extienden hasta el infinito y describen el Camino del Camino de altura y desde aquí, hasta Cachi el viaje es un sueño y el pueblo un encanto.

En Cachi, pleno enclave de los Valles Calchaquíes, el pueblo es una perla de la región y su iglesia es monumento histórico Nacional.

La misma ruta en sueño salteño tiene la cartelería que muestra a una llama para estar atentos a los animales sueltos, dado que la zona cobija a los camélidos americanos, guanacos silvestres, llamas, alpacas y vicuñas, que están a más de 3000msnm.

El suelo jujeño en este recorrido, también depara bellezas paisajísticas inigualables.

La Ruta Nacional 40 de la Argentina recorre en parte, el Qhapaq Ñan, el Camino Principal del Inca que es Patrimonio de la Humanidad.