Junín.-Es por una investigación de un grupo de paleontólogos que descubrieron varios restos fósiles de antepasados del ciervo y el venado, de la región pampeana en el Pleistoceno Tardío.

Un grupo de paleontólogos, que integran juninenses, dio como resultado el descubrimiento de varios restos fósiles pertenecientes a antepasados del ciervo y el venado, especies que habitaron la región pampeana en el Pleistoceno Tardío. Se trata del primer trabajo de esta índole científica de la que participaron coautores juninenses. “Es algo que nos llena de orgullo y un reconocimiento muy importante para el patrimonio histórico que hay en nuestra ciudad”, afirmó José María Marchetto, Director del Museo Legado del Salado.

El descubrimiento científico fue merecedor de un artículo en la Revista Brasileña de Paleontología, un medio de divulgación científica con prestigio internacional y perteneciente a la Asociación Paleontológica de Brasil. En este contexto, remarcan la importancia del Museo del Legado del Salado como actor fundamental para la preservación de los registros fósiles históricos en nuestra región.

Uno de los integrantes del equipo científico es el propio Marchetto, quien manifestó que “gracias a Nicolás Chimento que es paleontólogo del Museo Bernardino Rivadavia de Buenos Aires, se realizó un trabajo de investigación con restos fósiles de ciervo, específicamente con las astas o lo que comúnmente se conocen como los cuernos. Nicolás viene desde hace años con este estudio y nos incluyó como coautores del trabajo a mí, a José Ignacio Zuccari, que es otro de los integrantes del Museo Legado del Salado y a Lorena Berbach que es del Museo de Punta Alta”.

La investigación derivó en resultados muy importantes sobre el registro fósil de los ciervos en la provincia de Buenos Aires, específicamente con material histórico encontrado acá en Junín entre los que se destacan una asta de un Morenelaphus, que es el primer registro de este animal para la ciudad, otra de un Hippocamelus y también restos de un Ozotocero perteneciente al tiempo conocido como Pleistoceno Tardío”, detalló el paleontólogo.

Acerca del reconocimiento recibido por el descubrimiento científico, Marchetto expresó que “para nosotros como integrantes del equipo de investigación y para la ciudad esto tiene una relevancia muy importante. Primero porque es el primer trabajo de paleontología que tiene coautores juninenses y, segundo, porque este descubrimiento salió en la Revista Brasileña de Paleontología, un medio de mucho prestigio a nivel internacional, que fue creada por la Asociación Paleontológica de Brasil”. Luego, aseguró que “esto es algo que nos llena de orgullo, sobre todo por el valor que se le da a nuestro patrimonio fosilífero al que hay que preservar por su importancia científica como también por su valía cultural”.