El avistaje de aves en el mundo atrae a 80 millones de persona por año. En Salta, en el norte argentino, el pueblo de La Caldera, es un sitio con un tramo del histórico Camino Real, una Iglesia jesuítica y un sendero en la yunga especial para avistar aves.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor, ingrese su comentario!
Por favor, ingrese su nombre aquí