Junín.-Tuvo lugar en el MUMA y se trató de una capacitación abierta a la comunidad sobre la condición neurológica.

Coordinada por el Gobierno de Junín y el grupo de familias Femiparesia Infantil Juvenil, se realizó la charla referida a la condición neurológica. La capacitación abierta a toda la comunidad, contó con profesionales que abordaron tanto las cuestiones legales que protegen al grupo familiar, como la importancia de la práctica de actividad física en aquellos niños que han sido diagnosticados con esta discapacidad.

Sobre ello, Dra. Karina Sánchez, de la Dirección para Personas con Discapacidad el Municipio expresó que “en esta oportunidad y en el marco del Mes de las parálisis cerebrales, estamos muy contentos de haber realizado esta charla con Fernanda (Juan) y los representantes de la Agencia Nacional de Discapacidad”.

Por otro lado, una de los conferencistas fue Fernanda Juan, del grupo de Familias Hemiparesia Infantil Junín, quien manifestó que “estamos en un muy buen camino como para concientizar a la sociedad acerca de esta condición neurológica”.

Otra de las disertantes fue Cynthia Vivar, abogada especialista en cuestiones legales sobre esta temática, quien afirmó que “la idea fue poder orientar a las familias desde un comienzo y a partir que tienen el diagnostico de esta condición neurológica en alguno de sus hijos. Quisimos guiarlos y anoticiarlos sobre las herramientas y procesos necesarios para realizar el trámite del certificado de discapacidad y, más allá de eso, el tema de los tratamientos y las coberturas sociales”.

¿Qué es la hemiparesia infantil?        

 

No constituye una enfermedad sino una condición neuronal que se desencadena por una lesión cerebral no evolutiva, que genera una dificultad en la movilidad de la mitad del cuerpo. Se trata de una forma leve de parálisis cerebral que, de acuerdo a las estadísticas oficiales, afecta a uno de cada 1000 niños. Algunos de los trastornos asociados a esta condición son los sensoriales, cognitivos, perceptivos, de conducta y la epilepsia.

 

La hemiparesia no tiene cura pero sí tratamiento, por lo que es fundamental el diagnóstico temprano de la condición para iniciar las terapias en forma inmediata, para que los niños y niñas puedan optimizar su calidad de vida y obtener la mayor autonomía posible. En línea con esto, luego de ser diagnosticada la persona en cuestión debe someterse a un tratamiento integral que aborda desde componentes kinesiológicos, ortopédicos, fonoaudiológicos, pedagógicos, hasta terapia ocupacional y cirugía quirúrgica.