Bahía Blanca.-Se trata del párroco de la iglesia San Roque, acusado de abuso sexual. El arzobispado local ordenó que deje de dar misas.

La semana pasada, se radicó una denuncia por abuso sexual en contra del cura de la iglesia San Roque de Bahía Blanca, Mauro Henrique Cantanhede Ferreira. Fue denunciado por una catequista en la Comisaría de La Mujer bahiense y la causa es investigada por la fiscalía especializada en Delitos Sexuales.

En su acusación, la mujer señaló que comenzó a vincularse con el sacerdote a mediados de mayo y que “mantenía un trato cordial, de forma personal, como así también mediante mensajes de Whatsapp”.

Sin embargo, en la denuncia contó que luego “comenzó a sentir que este intentaba manipularla manifestando constantemente que poseían una relación de amistad, donde ambos debían confiar mutuamente en el otro”.

 

En este marco, cuando terminaban las misas en la parroquia, el denunciado hacía que la llevaran en un auto particular hacia su domicilio, y a mediados de agosto “le envió un mensaje desde su número de WhatsApp en el cual le solicita que le envíe fotos de su cuerpo con ropa interior”.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor, ingrese su comentario!
Por favor, ingrese su nombre aquí