C.A.B.A.-Congelaron tarifas hasta el 31 de diciembre.

El viernes por la noche, el Presidente Alberto Fernández anunció que declaró como “servicios públicos” a la telefonía celular, internet y la televisión paga” y anticipó que las tarifas de esas prestaciones quedarán congeladas hasta el próximo 31 de diciembre,

La medida se tomó mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) a partir del cual se dejarán sin efecto los aumentos de los abonos anunciados por algunas de las empresas prestadoras a partir del 1 de septiembre.

El anuncio lo realizó el Presidente a través de su cuenta de Twitter donde dijo que de esta manera se están “recuperando herramientas regulatorias que el Gobierno anterior quitó al Estado”.

“El derecho de los usuarios y consumidores es un derecho constitucionalmente reconocido. En lo sucesivo, no podrá haber ningún aumento sin la previa aprobación del Estado”, subrayó el mandatario.

En ese hilo, Fernández se refirió  al DNU 267 firmado por el ex presidente Mauricio Macri apenas asumió el gobierno, en diciembre de 2015, con el que creó el Enacom y modificó artículos centrales de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, con el que decidió dar de baja el poder regulatorio del Estado en esta materia dispuestas en 2014, a través de las leyes audiovisual y de telecomunicaciones.

Además, la norma dispondrá el congelamiento de los precios hasta el 31 de diciembre próximo.

El mismo día, el vicepresidente del Enacom, Gustavo López. explicó que “quedó demostrado que los servicios de Internet, telefonía y de cable no son servicios suntuarios sino que son esenciales para el acceso al conocimiento, la educación, a la cultura pero también al trabajo y el desarrollo económico”.

López destacó: “Significa que si bien sigue siendo en competencia entre las empresas, ningún aumento puede hacerse sin la previa autorización del Enacom”.

“El Estado ahora le va a garantizar el acceso a planes inclusivos a través de una prestación universal y que las empresas serán las encargadas de ofrecera un precio acordado” con la autoridad de aplicación. De esta forma, el Estado recupera las “herramientas regulatorias” sobre estos sectores.

El anuncio a su vez deja sin efecto el incremento de entre 10 y 15% que las tres mayores operadoras de telefonía celular -Movistar, Telecom Personal y Claro- tenían previsto aplicar a partir del primer día de septiembre.