C.A.B.A.-Polémica por el regreso a clases en la Ciudad.

En medio de las nuevas disposiciones sanitarias por la pandemia de coronavirus, desde el gobierno nacional afirmaron que quieren acompañar a la Ciudad de Buenos Aires para poder llegar a los 6.500 chicos que perdieron vínculo con la escuela desde marzo.

Sobre ello, el ministro de Educación, Nicolás Trotta dijo que “tenemos listas 6.500 netbooks con conectividad por parte del Enacom para empezar a fortalecer la presencia del Estado Nacional y de la Ciudad con esos chicos”.

El funcionario precisó a su vez que “el lunes vamos a tener una reunión con los ministros de salud de la Nación y Ciudad, Ginés Gonzales García y Fernán Quirós, respectivamente y con la ministra de educación porteña, Soledad Acuña”.

Asimismo, Trotta señaló que “es muy importante dejar en claro que no podemos politizar estas cuestiones. Tenemos alguna mirada distinta de acuerdo a la realidad epidemiológica que queremos que los especialistas discutan y marquen un camino”.

El Ministro de Educación mencionó que le pidió a la Ministra Acuña que “agilicen la individualización de esos 6.500 chicos que han tenido menor nivel de contacto, ya que uno de los elementos para restablecer el contacto es la falta de conectividad”. Al respecto Trotta dijo que por ahora -según le manifestó la Ministra porteña- tienen individualizados a unos 1.500.

Las notebooks, según el Ministro, “están listas” para entregar, aclaró que “se les borrará el contenido pedagógico que ya tenían para que el Gobierno de la Ciudad pueda cargar su propio contenido. No queremos que nada debilite la posibilidad de llegar”

 

“Lo que si nos falta aún, dijo, es la georreferenciación de cada uno de los chicos para que el Enacom con las tres empresas de telefonía celular, pueda determinar cuál es la mejor conectividad que le tenemos que dar a cada una de las computadoras”, explicó.

Por otro lado, Trotta se refirió a la situación en el resto del país, sobre lo que manifestó que “aprobamos los protocolos para un regreso seguro a las aulas, lo que ha permitido regresar en cinco provincias, pero en tres de ellas tuvimos que retroceder (San Juan, Catamarca, y Santiago del Estero) porque se modificó la realidad epidemiológica, sin responsabilidad de la escuela, porque afortunadamente no se produjo ningún contagio dentro de las aulas”.

Finalmente, Trotta expresó: “Somos promotores del regreso a la escuela en todo momento, porque sabemos del fuerte impacto educativo, subjetivo y psicosocial que tienen los chicos, pero también somos conscientes que tenemos que priorizar el cuidado de la salud y generar consenso con cada jurisdicción para regresar en un momento seguro”.