Capital Federal.- La AFIP sumó en abril $817.882 millones, con un aumento del 43,8% en términos reales frente al mismo período de 2020

La AFIP acumuló ocho meses consecutivos con aumento del total de la recaudación por arriba de la tasa de inflación de los 12 meses previos. En abril, ascendió a $817.882 millones, 105,2% en valores nominales y 43,8% ajustado por inflación.

Se trata de la variación nominal más alta de la serie histórica en tiempo con tasas de inflación por debajo de rango de los tres dígitos porcentuales al año y en ausencia de un ingreso extraordinario, como en diciembre de 2016, y también las más significativa en términos reales.

Según los especialistas, este fenómeno se debe a que contribuyeron varios factores. Por un lado, la muy baja base de comparación: es una de las causas más relevantes del salto nominal de los recursos tributarios en abril, como se manifestó en marzo con un aumento de la brecha respecto de la inflación interanual de más de 30 puntos porcentuales y ahora se amplió a más del doble, porque fue justamente desde el 20 de marzo de 2020, con la llegada de la pandemia de Covid-19, hasta avanzado agosto de ese año, que el Gobierno nacional dispuso diversas facilidades para el pago de los impuestos y las contribuciones y aportes al Sistema de la Seguridad Social, ante el nuevo escenario de parálisis de diversas actividades productivas y comerciales, algunas de las cuales persisten actualmente;

Otro factor es el aumento de la presión tributaria, con suba de alícuotas y pago a cuenta de Ganancias en la compra de dólar para ahorro o pagos de consumos facturados en moneda extranjera.

También afectó el impulso del cobro de retenciones, por el auge de los precios internacionales de las materias primas, en particular del complejo oleaginoso liderado por la soja, pero también del trigo y el maíz, junto al efecto de la constante devaluación del peso, los cuales permitieron superar con creces e efecto negativo de las menores cosechas por la sequía;

El cobro de altas alícuotas sobre los bienes en el exterior blanqueados en 2017, con alto grado de cumplimiento fue otra medida que permitió la suba de la recaudación, así como la flexibilización parcial de las importaciones de bienes finales, en particular a las terminales de la industria automotriz.

La modesta recuperación de la actividad económica en términos relativos, aunque no son pocos los sectores que aún no llegaron a recuperar los niveles pre pandemia, los cuales ya eran bajos, tras arrastrar entonces casi dos años en recesión;

Y los planes de facilidades de pago de la AFIP para regularizar deudas tributarias (impositivas y de la Seguridad Social, principalmente) que se fueron instrumentando a lo largo de la crisis sanitaria, cuyos cobros se distribuyen entre los tributos afectados (IVA, Ganancias, SSS).

Asimismo, a la recaudación de abril se sumó el denominado “impuesto a la riqueza”. Según aclaró la AFIP, “ingresó dentro de recursos no tributarios, en concepto de Aporte Solidario y Extraordinario (Ley 27.605), la suma de $103.788 millones”.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor, ingrese su comentario!
Por favor, ingrese su nombre aquí