La Plata.- Serán sedes del Gobierno en cada una de las comunas con la idea de descentralizar la atención en la capital bonaerense

El Gobierno provincial aceleró en las últimas horas el proyecto de edificar sedes de la Casa de la Provincia en cada municipio bonaerense con el fin descentralizar la atención de La Plata, unificar ventanillas para trámites y construir “identidad bonaerense”. Una iniciativa que promete ser un sello de la administración de Axel Kicillof, pero que ya tiene críticas.

El director provincial de Arquitectura, Rodolfo Macera, contó que ya hay 24 licitaciones con fecha de apertura para construir las Casas de la Provincia en los distritos bonaerenses, al tiempo que precisó que serán unas 100 las construcciones porque en algunas comunas ya existen edificios para ese uso.

“Este año prevemos hacer unas 80 licitaciones. Las obras empezarán dos o tres meses después de los actos de apertura porque hay todo un procedimiento acorde a la ley, que tiene que ver con el seguimiento y la supervisión que surgen de las licitaciones”, amplió en declaraciones a Radio Provincia.

El jueves se abrió la primera licitación para Baradero, y en las próximas horas se avanzará con las de otras localidades como General Madariaga, Partido de la Costa, Chascomús y San Antonio de Areco.

“Es un proyecto nacido de una autoría compartida entre el Gobierno provincial y muchos intendentes de todos los partidos políticos que plantearon esta necesidad”, dijo el funcionario en declaraciones a Radio Provincia. “Los intendentes son los principales interesados”, consideró.

“Hoy la verdad que las condiciones laborales de los trabajadores y de los ciudadanos que tienen que hacer trámites en oficinas de dependencia de la provincia de Buenos Aires es muy mala”, sostuvo Macera. “Hay lugares insalubres, sin ventanas; precarios, alquilados”, amplió.

El objetivo es que la construcción esté a cargo de mano de obra local y que los materiales también puedan comprarse en cada uno de los municipios. “Estas obras fueron concebidas para que puedan ser ejecutadas por empresas locales, para que puedan suministrarse los materiales de origen local y contratar mano de obra de las mismas ciudades”, dijo el funcionario.

Pese a que desde la Provincia sostienen que el proyecto avanzó con el respaldo de los intendentes de todos los colores políticos, la oposición en la provincia de Buenos Aires salió a cuestionar la iniciativa en las últimas horas.

El bloque que responde a Emilio Monzó en Diputados avanzó con un pedido de informes. “Invertir millones de dólares en construir ‘mini gobernaciones’ que no son prioritarias en medio de una pandemia, es un despropósito”, aseguró el diputado Guillermo Bardón.