Aunque con una señal de alerta por una suba desde el pasado miércoles.-

El jefe de gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, afirmó que los contagios de coronavirus descendieron por quinta semana consecutiva en territorio bonaerense, pero alertó que desde el miércoles pasado se registra una suba de casos.

Los casos en la provincia de Buenos Aires volvieron a bajar por quinta semana consecutiva, pero con una señal de alerta: la caída se desaceleró y, además, desde el miércoles pasado los contagios vienen aumentando respecto al mismo día de la semana anterior.

Así lo especificó el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, quien como cada domingo a última hora, publicó el gráfico comparativo de los casos.

De acuerdo a las cifras oficiales, la provincia de Buenos Aires tuvo 6.314 casos promedio diario la semana pasada, de los cuales 4.241 fueron en el AMBA y 2.049 en el interior. La caída general fue de un 10%, mientras que la semana anterior había sido de un 15%, lo que implica una desaceleración de la baja de los contagios.

Y además, desde el miércoles pasado, los casos subieron respecto al mismo día de la semana anterior. Así, este domingo 27 hubo 3.210 casos mientras que el mismo día la semana pasada habían sido 2.830. Lo mismo ocurrió el sábado 26: los casos fueron 6.048 versus los 5.079 del 19. Y el viernes 25 se registraron unos 1.200 casos más que el anterior.

En ese marco, el el gobernador Axel Kicillof informó la semana pasada que se profundizó la campaña de detección de casos: las personas podrán hisoparse en cualquiera de los 400 vacunatorios públicos de la provincia, tengan o no síntomas.

Asimismo, el Gobierno bonaerense apuesta fuerte a la campaña de vacunación: ayer, la provincia superó los 6 millones de vacunados y compartió un mensaje optimista: “Cada vez falta menos”.

El ministro de Salud, Daniel Gollán, aislado por contacto estrecho de Covid, afirmó que “lo que no nos va a faltar en los próximos meses van a ser vacunas” contra el coronavirus y pidió “transmitir seguridad a la población porque estamos protegidos”.